El misterioso lago de panfu

September 15th, 2008

¡Hola pandas fabulosos!

¿Ya te has preguntado que agua es esta que se puede ver en el mapa de Panfu?

Un lago gigante y de color turquesa está ubicado en las partes inexploradas de la selva, y nadie lo ha visto con sus propios ojos todavía. ¡Nosotros tampoco! Pero muchos de ustedes querían saber algo sobre este lago, entonces ayer después de hacer las tareas, nos fuimos a la biblioteca del profesor ¡para investigar!

Bueno, que nadie lo ha visto no es cierto (¡si así fuera entonces no aparecería en el mapa!). Encontramos un libro en la biblioteca que se llama: “Un viaje por la parte obscura de Panfu o Cómo he encontrado un gran lago” y está escrito por un investigador cuyo nombre es Hugo Häberlein-Stanley ( un bis-sobrino nieto de un gran investigador de África). Y yo siempre he querido ser investigador científico y explorar nuevas partes del mundo y también conocer animales extraños. Entonces leí todo el libro a Ella y fui a buscarme una brújula, una morchila y un thermo con té, ¡los investigadores necesitan todo eso!Una cosa después de la otra Max, primero tenemos que explicar, ¡qué decía el libro!

https://i2.wp.com/www.panfu.de/blog/wp-content/map.jpg

Ok, Hace muuuuuuchos años Hugo decidió salir. Todos su amigos le dijeron que la selva de Panfu era bastante peligrosa y además no existe nada que se pueda encontrar allí. Pero Hugo decía: “¡Vamos a ver! ¡Estoy seguro de que voy a encontrar algo que nadie ha visto antes!” Y así se fue entonces. Llevaba un sombrero contra el sol, una tijera de jardinería para cortar la maraña y mucho regalíz para no morirse de hambre.

Después de 3 semanas, 6 días y 14 horas, más o menos, él no solamente tenía 134 picaduras de mosquitos y 46 ampollas, ¡sino también descubrió un lago gigante y hermoso! Primero tomo un baño en el lago y un pez le mordió en un dedo del pie y después tomó un descanso unos días bajo el sol. Luego decidió regresar a casa (¡para eso necesitaba 5 semanas!).

Los pandas no lo encontraron como muy apasionante y Hugo Häberlein-Stanley lamentablemente no hizo ningun plan, y así desde este momento nadie ha visitado el lago de nuevo, ni tampoco le pusieron un nombre. ¡Eso decía el libro!

Pero quizás ustedes tienen algunas sugerencias para recomendar cómo se podría llamar el lago, ¿verdad? ¡¡¡¡¡Esperamos sus ideas! (¡A mí me gustaría llamarle el lago regalíz!).

¡¡¡Hasta mañana! ¡Nosotros vamos a jugar un poco a los investigadores!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: